fbpx

Cómo comenzar una línea de moda: secretos de una diseñadora de Project Runway

Cuando Sarah Donofrio recibió su título de diseño de moda, salió al mundo real con el mismo interrogante que revolotea en las mentes de los creativos de todas clases: ¿y ahora qué?

La escuela de moda le enseñó a adaptar patrones, costura, dibujo y drapeado.  También aprendió a realizar una costura francesa espectacular, así como todo lo relacionado con el entalle. Sin embargo, su formación educativa no la preparó para comenzar su propia línea de ropa.  Estas habilidades las aprendió durante los últimos 11 años, trabajando para otras marcas y asumiendo riesgos.

Crear tu propia línea de ropa y alcanzar el éxito en el frenético mundo de la moda, requiere un conjunto de destrezas específicas, una buena dosis de creatividad, experticia de negocios, además de  mucho coraje y compromiso.

negocio_moda_sarah_donofrio

Foto cortesía itsbooyeah

Sarah es una de mis mejores amigas, pero su protagonismo en este artículo no surgió del nepotismo.  En realidad ella es el caso de estudio perfecto para esta guía sobre cómo comenzar tu propio negocio de moda.  Sarah ha vivido y trabajado en dos países y su experiencia abarca el diseño, la producción, la enseñanza, el ecommerce, las ventas por consignación, el comercio al mayor y el comercio minorista en tiendas pop-up.

He sido testigo de sus luchas y progresos durante los últimos años.

En 2016, Sarah participó en la temporada número 15 del programa de realidad Project Runway (en inglés).  Recientemente, cambió su marca de línea de ropa, lanzó su tienda online en Shopify y abrió su tienda pop-up One Imaginary Girlen Portland, EE.UU.

En este artículo exploraremos todo lo que necesitas saber para comenzar una línea de ropa desde cero, empezando por la formación necesaria, pasando por el diseño y la manufactura, hasta las redes sociales, y utilizaremos la historia de Sarah como hilo conductor.

Destrezas y Formación

Diseñadores como Vivienne Westwood y Christian Lacroix alcanzaron gran éxito a pesar de que fueron autodidactas y comenzaron sus carreras antes de la llegada del internet. Actualmente, vivimos en la era de la información, donde se puede aprender a reconstruir un motor o confeccionar una camisa simplemente viendo un video de YouTube, así que es posible saltarse la escuela e igual lograr el éxito en la industria de la moda. Sin embargo, la educación formal, bien sea en el salón de clases o en línea tiene sus méritos, ya que permite aprender los últimos estándares de la industria, tener acceso a recursos y equipos, hacer contactos y obtener retroalimentación.

Aunque Sarah le debe mucho de su éxito al aprendizaje de destrezas profesionales en el salón de clases, gran parte de sus conocimientos los adquirió en el mundo real.  Al terminar la universidad, Sarah comenzó a trabajar en el mundo corporativo en compras al por menor y desarrollo de productos para grandes compañías como WalMart y Jean Machine.

“En Jean Machine tenía un poco más de libertad creativa que en WalMart, pero sabía que no iba a avanzar si me quedaba trabajando en el mundo corporativo. No quería trabajar para una compañía grande, tampoco quería trabajar para una pequeña, quería trabajar para mí misma, pero sentí que era importante obtener esa experiencia corporativa”.

No quería trabajar para una compañía grande, tampoco quería trabajar para una pequeña. Quería trabajar para mí misma.

Aunque la educación formal ofrece conocimiento técnico, Sarah cree que es fundamental pasar algunos años aprendiendo los aspectos fundamentales del negocio a través de otras marcas y diseñadores.

“Esas experiencias corporativas me enseñaron muchas cosas.  Mucha gente joven obtiene seis meses de experiencia y piensa ‘Bueno, perfecto. Ahora estoy listo para dar el salto a mi propio negocio’. Pero la experiencia es muy valiosa.  Me tomó mucho tiempo sentirme lo suficientemente confiada para pensar en llenar una tienda con mi ropa.  Creo que necesitaba el tiempo para crecer, y para obtener consejos y ganar experiencia.”

Sarah culminó su educación en un programa de 3 años en una universidad de Toronto, Canadá.  Muchas instituciones ofrecen diseño de moda y programas de negocios en distintos formatos.  Escuelas como Parsons en New York y Central Saint Martins en el Reino Unido son reconocidas en todo el mundo por sus programas de moda.

OBTENGA LAS MEJORES OFERTAS EN SU CORREO

No te preocupes, no hacemos spam!

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0
Abrir Chat
¿Necesitas Ayuda?
:) Hola! En que podemos ayudarte?
Powered by